Observación de Aves en Zahara de los Atunes

Zahara de los Atunes está ubicada en un lugar estratégico y privilegiado para observar las migraciones de aves, al encontrarse en el paso del continente europeo al africano, y del Mar Mediterráneo al océano Atlántico. Esto crea un constante flujo de aves migratorias entre las que destacan la cigüeña blanca, el milano negro, el abejero europeo o la culebrera europea.

En la zona se pueden observar especies tan emblemáticas como la gaviota de Audouin, el cernícalo primilla o el sisón común, además de un centenar de especies amenazadas. Esta amplia diversidad viene favorecida por la gran variedad de paisajes y ecosistemas que se enmarcan dentro del término municipal de Barbate, y que lo convierten en un destino obligado para los amantes de la ornitología. Además, el estado de conservación que presentan estos enclaves permite la existencia de aves de alto valor ornitológico, como es el caso de las especies acuáticas que pueden verse en las marismas del río Barbate.

Además, el Parque Natural de La Breña y Marismas del Barbate, hogar de muchas de estas especies, tiene la declaración de Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), por su especial relevancia para la avifauna, al ser paso obligado en las rutas de las aves migratorias, tanto terrestres como marinas.